X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

Propiedades organolépticas del jamón

¿Sabes qué es lo que hace a nuestro querido manjar tan delicioso? Las propiedades organolépticas del jamón permiten que apreciemos verdaderamente todos sus matices. Y es que gracias a estas cualidades, al comprar jamón online podrás disfrutar de una extraordinaria experiencia culinaria al recibirlo cómodamente en tu casa.

propiedades organolépticas del jamón

Al saborear todo un manjar como nuestros jamones estás disfrutando de ello de forma inconsciente gracias a estas características organolépticas. Pero, ¿qué son exactamente? ¿Cuáles posee el jamón? Te lo contamos todo en este post.

Qué son organolépticas

Las cualidades organolépticas son aquellas que pueden ser percibidos por nuestros sentidos, ya que se trata de rasgos físicos o particularidades naturales de los alimentos. En este aspecto es importante diferenciar que no todas las personas perciben de igual manera estas propiedades de los alimentos.

Al depender directamente de cómo lo capta una persona a través de los sentidos, cada cual los podrá tener más desarrollados que otros, de la misma forma que no todo el mundo tolera igual el ácido o el picante. No obstante, esta sensibilidad no diferirá de manera excesiva en su experiencia sensorial de forma general.

En este caso, al hablar de un producto con una enorme importancia en sus matices y aromas, las propiedades organolépticas del jamón son fundamentales para paladear adecuadamente su consumo.

cualidades organolépticas jamón

Cuáles son las características organolépticas del jamón

Las cualidades organolépticas del jamón son cuatro: olor, color, textura y sabor. Además, en una misma pieza puede no percibirse de igual manera en función de las partes del jamón. Por ello vamos a conocer mejor cada una de estas cualidades, aunque has de tener claro que se trata de un proceso natural que percibes con tus sentidos.

Olor

El aroma agradable y característico al comprar un buen jamón de cebo ibérico es inconfundible y se puede sentir en el propio ambiente gracias a tu olfato, que te cautiva al instante. Es lo primero que puedes percibir sin ni tan siquiera ver de cerca la pieza, y forma parte del proceso previo a la degustación o, lo que es lo mismo, las expectativas del sabor. La raza o el proceso de curación tienen una determinada influencia a la hora de aportar el tan atractivo y profundo olor a esta primera experiencia que forma parte de las propiedades organolépticas del jamón.

Color

El aspecto visual es otro elemento absolutamente trascendental en la experiencia de consumo. El color de la carne puede ser ligeramente variable, aunque siempre ha de mantenerse en tono rojo intenso. Esto será un claro indicativo del equilibrio entre maduración de la pieza y el contenido graso. Igualmente, este color rojo (que ha de ser homogéneo) lo provoca el pigmento llamado mioglobina, aumentado cuando se deseca la pieza y se intensifica en el proceso de salazón, cuando te indicamos cómo se hace el jamón Eresma.

Textura

Igualmente, no podemos pasar por alto el tacto de cada loncha si hablamos de las cualidades organolépticas del jamón. Su textura ha de ser homogénea, sin pastosidad, sin reblandecimiento y poco fibrosa, de forma que tenga un perfecto equilibrio y satisfaga al máximo el placer de comer jamón. Y, por supuesto, cada loncha tiene que ser jugosa y suave, gracias en buena parte a su grasa, de forma que se entremezcle con otra cualidad igualmente importante y sustancial como el sabor.

características organolépticas jamón

Sabor

Finalmente, nada de lo anterior tendría sentido sin degustar verdaderamente cada loncha de jamón gracias a su marcado sabor. Algo indispensable y por lo que verdaderamente un jamón marca las diferencias. Matices más ahumados o suaves, directamente relacionado con el propio proceso de curación o la alimentación del cerdo. Grasa entreverada y carne se entremezclan en cada bocado al masticar, liberando ese jugo tan característico y estimulando nuestro paladar para disfrutar de sabores equilibrados e intensos. Por eso es importante saber cómo cortar jamón, de forma que se ofrezcan las lonchas perfectas para deleitarse con cada bocado.

Formas de conservar sus cualidades organolépticas

Es indudable que lo que verdaderamente hace disfrutar de un jamón son todas estas cualidades, pero es fácil que si no se cuida se puedan perder de distinta forma al cabo del tiempo. Al hablarte de cómo conservar el jamón en casa adecuadamente ya te comentamos varias de las maneras para poder disfrutar de todas las cualidades mencionadas anteriormente.

Mantenlo tapado con su propio tocino en la zona del corte, déjalo a temperatura ambiente antes de consumirlo, guárdalo en un lugar fresco y seco

Y ten en cuenta que si, por ejemplo, estás pensando en congelar jamón, no es la práctica más recomendable para conservarlo en general. Va a experimentar de forma irremediable esta pérdida de propiedades de las que te hemos hablado.

conservar jamon

Disfruta de las propiedades organolépticas del jamón con Eresma

Como has podido comprobar, las propiedades organolépticas del jamón son intrínsecas en todo ese proceso de degustación de este manjar. En Eresma puedes disfrutar de distintos productos gracias a nuestra tienda online para recibirlos cómodamente en tu casa. ¡Manteniendo todo el sabor y todas las cualidades para que disfrutes al máximo de cada bocado!


¿Qué te apetece probar?

Últimas entradas

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Puedes consultar más información en nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Rechazar todas CONFIGURAR Aceptar