X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

Partes de un jamón

¿Conoces todas las partes del jamón? Es fundamental si queremos aprovechar al máximo el sabor y las propiedades de este exquisito alimento.

partes del jamón

Bien sea porque lo tenemos en casa y queremos cortarlo por nosotros mismos, o bien porque compramos las zonas por separado, hay que conocer qué piezas del jamón son las más apropiadas para nuestras recetas.

Partes principales de un jamón

Cuando vas a comprar jamón, saber cuáles son las partes principales que tiene un jamón es de gran utilidad, más allá de conocer qué es lo que se saborea y saber diferenciarlas.

Por ejemplo, se podrán hacer recetas más sabrosas al emplear para ello la zona más apropiada y que le dote de más sabor al plato. Aquí te mostramos las áreas principales de este manjar.

Pezuña

Se trata de la uña del cerdo, que está en contacto directo con el suelo y una parte en la que se apoya al caminar. Para alguien novato a la hora de colocar el jamón en el jamonero, sirve incluso de guía para empezar a cortarlo (la pezuña hacia arriba muestra la maza y pezuña hacia abajo muestra la babilla). Aunque no es comestible directamente, la pezuña sí que se utiliza para dar sabor a los caldos.

Caña

La caña es el área más cercana a la pezuña y la que se encuentra justo antes del codillo. No solo se trata de la parte más estrecha del jamón, sino que además es la de textura más fibrosa. Se suele consumir, y cada vez más a menudo, cortada en tacos o dados de jamón.

partes principales del jamón maza caña jarrete

Codillo o jarrete

Es la parte donde se realiza la primera incisión a la hora de empezar a cortar el jamón. Además de ser muy aromática, tiene un sabor bastante fuerte y contiene grasa de manera abundante. Se encuentra localizado entre la caña y la maza, o si hablamos en términos de anatomía porcina, está ubicado entre la tibia y el peroné. Es de un acceso más complicado que otras zonas y también es muy fibrosa y dura. Aunque se emplea también para consumir en tacos, un experto cortador puede cortarlo también en lonchas.

Maza

Se trata de la parte más sabrosa por antonomasia del jamón. Es el área más ancha y la que ofrece un mejor rendimiento de la pieza, no solamente por su jugosidad, sino también por su cantidad.
Su gran abundancia de carne e infiltraciones de la grasa en el músculo alcanzan el equilibrio perfecto en esta zona, propiciando lonchas tiernas, vistosas, ricas y llenas de vetas. Por ello se recomienda comenzar a cortar por esta parte del jamón si se va a consumir en un periodo breve de tiempo.

Contramaza o Babilla

Sencilla de identificar, ya que se localiza en la parte opuesta a la maza. El hecho de que esté más cercana al hueso (que acelera el proceso de curación), suele estar más curada que la maza, aunque también es muy sabrosa.

jamón maza contramaza

Además, es más estrecha y tiene una considerable menor cantidad de carne, debido a que está delimitada por el fémur y el coxal. Por ese motivo de su cercanía con respecto a los huesos, como decimos, se trata de la parte más curada del jamón.

No obstante, también es muy valorada para quienes prefieren consumirlo con el mínimo de tocino, puesto que contiene una menor infiltración de grasa. Se debe comenzar por esta zona si se va a tardar en consumir el jamón, ya que se aprovecha y se conserva mejor.

Punta

Es la parte final del jamón, la que se encuentra opuesta a la pezuña. Su alto contenido graso la convierten en una carne muy sabrosa e igualmente apreciada.

Disfruta de tu jamón Eresma

Ahora que ya conoces todas sus partes, estás listo para comenzar a saborearlo como tú prefieras. En tacos, en lonchas e incluso cocinado en guisos.

Además, lo de que el jamón engorda es un mito, así que no dudes en incorporarlo a tu alimentación habitual de manera equilibrada.

¿Qué te apetece probar?