X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

Historia y origen de los embutidos

La historia y origen de los embutidos es muy curiosa y por ello bien merece que le dediquemos una nueva entrada de nuestro blog. ¿Conoces de dónde provienen? Sabemos que te encanta comprar embutidos online en Eresma, pero también es muy interesante conocer su procedencia con este post mientras lo lees entre rodaja y rodaja de nuestra deliciosa caña de lomo.

historia y origen de los embutidos

Pero no solamente es un tema que sirva para resolver nuestra intriga sobre este irresistible alimento. Y es que no hay algo más tradicional que nos evoque tanto a nuestra niñez llena de alma rural como los clásicos bocatas de chorizo, lomo, salchichón… ¡Descubre con nosotros su procedencia!

Qué es un embutido

Pero primero hablemos del concepto: ¿Qué se considera embutido? Entendemos por embutido la carne picada condimentada con distintas especias que está embuchada en tripa natural o incluso artificial. En el caso de Eresma, además, añadimos algunas señas de identidad inconfundibles como nuestro salchichón con piñones, elaborado con magros de cerdo Duroc 50% y el tradicional piñón de Castilla y León.

Tal y como supone un alimento nutritivo con grandes ventajas para nuestro organismo como el aporte de vitaminas B1, B3 y B12; minerales esenciales para niños como zinc, hierro y fósforo y, por supuesto, todas las proteínas necesarias. Un buen aporte de energía que sirve para reponer fuerzas tras realizar actividades que supongan ejercicio físico.

Por tanto, queda claro que su consumo moderado no solamente nos hará disfrutar de ellos, sino que también nos aportará beneficios nutricionales. Sin embargo, ¿sabes cuándo surgieron y por qué?

Origen del embutido

Para conocer la historia y origen de los embutidos tenemos que remontarnos específicamente a la aparición de la sal como ingrediente en el año 3.000 a. C.

origen embutido salchichón con piñones Eresma

La necesidad de conservar un alimento tan perecedero como la carne ya en la Antigüedad planteaba un problema al ser humano.

Los primeros hombres en la prehistoria probaron técnicas a su alcance por aquel entonces: secar la carne al sol, envolverlo en grasa, cocidas con el descubrimiento del fuego… Pero ninguna de ellas como aplicar sal al producto fresco. Por eso, la salazón solucionó gran parte del problema, especialmente en aquel excedente que no se consumía inmediatamente.

¿Quién creó el embutido?

Es importante destacar que no fue de forma única en un solo lugar. En China ya descubrieron soluciones salinas que permitían la comercialización tanto de carnes como de pescados sazonados. Por otro lado, también los egipcios obtenían la sal del propio desierto, lo que les permitía emplearlo para la conservación de su producto y no solo por una cuestión de aprovisionamiento. Así conseguían almacenar los excedentes de carne durante un largo tiempo sin que pereciera, y al mismo tiempo lo empleaban para aumentar sus reservas de alimentos. No es embutido como tal, pero sí la primera aplicación sobre la carne para lo que más tarde sería el producto.

tabla embutidos

Como ves, la necesidad de la sal en los embutidos no es nueva, ya que se remonta a los mismísimos orígenes y comienzos de este delicioso manjar que hoy en día podemos disfrutar. Sin embargo, estos solamente fueron tempranos descubrimientos del efecto que la sal producía en la carne para mantenerlo fresco, por lo que habría que esperar un poco más para encontrar los primeros ejemplares de carne picada embuchada.

Fue más en la zona de Europa, del mar Mediterráneo concretamente, donde realmente crean y nacen los primeros embutidos crudos curados, debido al clima más favorable de temperatura y humedad.

También en Europa, pero más al norte, se empezaron a dar lugar los cocidos, ya que la climatología no acompañaba a su larga conservación por mayor frío y humedad.

Embutidos romanos y griegos

Es precisamente al Imperio Romano al que se le atribuye gran parte de los inicios en la historia y origen de los embutidos, aunque previamente ya existiera unos precedentes marcados en cuanto al uso y la utilidad de la sal sobre la carne.

Los romanos empleaban embutidos para consumirlos en celebraciones, como por ejemplo el «botulus» (lo que hoy sería el afamado Botillo) de composición parecida a las morcillas o salchichas. De hecho, ya comercializaban con este tipo de productos en lo que fueron las primeras carnicerías.

Además, en la Antigua Grecia también tenemos conocimiento de que existieran los embutidos, puesto que se hace referencia a ellos en algunas obras clásicas de la época. No solamente al embutido como tal («tripas rellenas de sangre y grasa asada al fuego»), sino también al propio jamón. Por eso, pese a todo esto, es complicado marcar un punto de partida.

Embutidos en la Edad Media

Indiscutiblemente, al hablar de la historia y origen de los embutidos no podemos obviar la Edad Media, donde tuvo un grandísimo auge. Para llegar al punto en el que disfrutas de nuestra fantástica sarta de chorizo ibérico antes han tenido que evolucionar técnicas, conocimientos y dedicación hasta conseguir este extraordinario resultado de un alimento tan valorado y típico hoy en día en nuestra gastronomía.

sarta chorizo ibérico Eresma

Así, con la caída del Imperio Romano llegó un periodo entre el s. V y el s. XV en el que se avanzó ligeramente la técnica de su elaboración. Las carnes se condimentan con diferentes especias y hierbas aromáticas, se crían animales y se hacen populares las matanzas en invierno, de forma que pudieran contar con alimento para todo el año. Este estilo de vida y forma de elaboración se fue transmitiendo entre las distintas generaciones, aunque sin llegar a entender o profundizar en sus procedimientos.

Mejora de calidad y conservación progresiva

Fue en el s. XIX con la Revolución Industrial cuando verdaderamente los embutidos experimentan un cambio sustancial en cuanto al desarrollo de su elaboración y, por consiguiente, su mejora en calidad y conservación.

De nuevo resurgen los condimentos, se avanza en conocimientos acerca del proceso cárnico, se poseen maquinarias industriales para una elaboración mayor y se fusiona todo lo mejor de los procedimientos tradicionales con los nuevos recursos al alcance.

Todo un impulso para llegar a la actualidad, donde el avance en equipos, procesos de calidad, tecnología y conocimientos alcanza su punto álgido para obtener unos deliciosos productos que degustar en nuestras mesas.

Curaciones lentas en bodega para un extraordinario sabor

A día de hoy, en Eresma nos encargamos de cuidar nuestros productos con gran mimo dada nuestra experiencia desde hace más de 40 años. Gracias a nuestra dedicación dan como resultado algunos de nuestros exquisitos productos como el lomo de cebo ibérico: seleccionado, adobado y embuchado en tripa de fibras naturales para disfrutar de un delicioso sabor, intenso y aromático.

lomo cebo ibérico

Y es que gracias a nosotros disfrutarás de los embutidos porque:

  • Los elaboramos controlando todo el proceso de producción para un producto irresistible de máxima calidad y sabor.
  • Curación lenta y cuidada en nuestras bodegas.
  • Cuentan con el inconfundible sello Tierra de Sabor típico de todos los productos de Castilla y León.
  • No contienen gluten ni lactosa. ¡Apto para celíacos!

Disfruta de tus embutidos con Eresma

Esperamos que te haya gustado este pequeño repaso a la historia y origen de los embutidos que con tanto afán y pasión saboreamos solos o en compañía. Seguro que ahora te animas a preparar una buena tabla de embutidos para esa reunión tan especial del fin de semana.

Y si alguien te pregunta si se puede consumir la piel de los embutidos, te invitamos a que visites nuestro blog y así le saques de dudas.

¡A disfrutar de los embutidos!


¿Qué te apetece probar?

Últimas entradas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para habilitar las funcionalidades técnicas de uso de la web, realizar estadísticas y análisis del tráfico de navegación recibido, personalizar las preferencias del usuario y otras para ofrecer anuncios y publicidad. También permitimos el uso de funcionalidades para interactuar con redes sociales. Leer política de cookies

Rechazar todas CONFIGURAR Aceptar