X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

Tabla de embutidos para Navidad

La Navidad es un momento en el que nos sentamos a la mesa con aquellos a los que más queremos. Por eso, cuidamos hasta el más mínimo detalle para que los productos y la presentación estén a la altura.

En este post, vamos a darte las claves con los “ingredientes” para una tabla de embutidos y algún consejo de presentación. ¿Empezamos?

La tabla de embutidos

Como su propio nombre indica, una tabla de embutido llevará chorizo, salchichón, lomo… ¡Pero tampoco puede faltar el jamón! En Eresma, tenemos una gran variedad para ofrecer una tabla de embutidos llena de contrastes y color.

Jamón

¿Opciones? ¡Muchas! Vamos a ofrecer diferentes opciones a nuestros comensales para que elijan los que más les gusten. Podemos abrir un pack de paleta Gran Reserva corte fino y poner unas cuantas lonchas, lo completaremos con Jamón Gran Reserva para ver el contraste de las diferentes patas del cerdo. Si quieres dar un paso más, puedes poner un poco de Jamón de Cebo Ibérico para que noten el contraste entre ambos. Diferentes sabores para diferentes gustos y personas.

Lomo

No puede faltar en nuestra tabla este delicioso embutido. Al igual que en el Jamón, tenemos dos opciones que ofrecerte. Por un lado, puedes probar la Caña de Lomo procedente de Cerdo Eresma, el cual cuenta con un adobo suave que realza su sabor. Por otro lado, tenemos el Lomo de Cebo Ibérico con un sabor intenso y aromático. Dos opciones para probar y alucinar.

Chorizo

Aquí también podemos jugar con diferentes tamaños. Por un lado, tenemos el chorizo cular de Cebo Ibérico, del que podremos obtener unas rodajas grandes. Pero también, cortaremos unas rodajas de sarta de chorizo Ibérico. Estas serán un poco más gruesas para notar la doble diferencia de tamaño y grosor.

Salchichón

Uno de nuestros productos estrella no puede faltar en tu tabla de embutidos. El salchichón con piñones llamará la atención visualmente al corte (donde se verán los piñones) y en el paladar. ¡El mar de pinares en tu boca! Para dar otras opciones, incluiremos unas rodajas más grandes (en tamaño) de salchichón de cebo Ibérico.

Otros complementos

A parte de los embutidos que hemos ido enumerando, podemos incluir otros productos en nuestra tabla: quesos, patés, tomate, aceitunas… ¡Imaginación al poder!

¡Ah! También es muy importante elegir el pan para acompañar al embutido. Puedes poner unos “picos andaluces”, tostar un poco de pan  o pequeños cuadrados de pan.

Presentación

La vajilla es muy importante. Aportará contraste de color con el embutido. Maderas, pizarras o platos pintados, pueden ser una buena elección.

Puedes preparar platos individuales para cada uno de los invitados o poner una gran fuente en el medio para que cada cual coja lo que quiera. Independientemente de la opción que elijas, procura no apelmazar las distintas porciones de embutido y facilitar que cada uno coja lo que quiera.

Puedes crear formas, unificar por colores, por tipos de embutido o poner diferentes platos individuales para cada uno de los productos. Aquí, tu imaginación tiene un papel fundamental.

Como ves, tienes muchas opciones para elegir decoración y los ingredientes de tu tabla de embutido. ¿Cuál es tu elección?

¿Qué te apetece probar?