X

20% de descuento en paletas y jamones seleccionados | Utiliza el cupón REGALOMAMA | Solo del 20 al 26 de abril

0

Jamón fuera de norma

A la hora de comprar jamón siempre valoramos una serie de características y, en medio de esa elección, es posible que nos hayamos encontrado con un jamón fuera de norma. ¿Sabes exactamente qué es lo que esto significa? Presta atención, porque también merece mucho la pena su consumo.

jamón fuera de norma Eresma

Cuando se trata de disfrutar de este manjar, lo primordial es que podamos disfrutar de un buen bocado en el que aroma y sabor nos permitan deleitar nuestros sentidos gastronómicos. Sin embargo, si nos vamos a la etiqueta, en ocasiones podremos observar esta denominación. Analizamos más a fondo qué quiere decir exactamente.

Qué es el jamón fuera de norma

El jamón fuera de norma goza de una excelente calidad y sabor aunque no puede ser considerado ibérico debido a sus condiciones finales como producto. Se trata de una exquisita pieza que de inicio se encuentran dentro de la norma del ibérico (R.D. 4/2014) pero que, por distintas circunstancias, finalmente no han cumplido alguno de sus exigentes requisitos en su proceso final de distribución al consumidor.

En este Real Decreto 4/2014 sobre el ibérico se estableció, en su momento, todas aquellas características para que formen parte de la norma de calidad ibérica la carne, el jamón, la caña de lomo o la paleta.

Lógicamente, contiene información muy detallada que especifica claramente lo que ha de cumplir un producto tan excelso para que pueda ser identificado como tal.

Por tanto, es un error pensar que se trata de un producto de baja calidad o que no merezca la pena, sino todo lo contrario. De hecho la producción inicialmente se enfoca a que sea una pieza ibérica como las demás, pero ninguna es exactamente idéntica y como resultado, en ocasiones, puede suceder que no cumplan con los citados requisitos en su resultado final.

Por qué puede un jamón encontrarse fuera de la norma del ibérico

Hay que tener en cuenta que al comprar jamón fuera de norma también se está adquiriendo un extraordinario producto. En muchas ocasiones estos cerdos han estado criados en el lugar de los que sí son ibéricos por lo que solamente son pequeños detalles los que marcan la certificación, pero no su baja calidad.

No alcanza el peso mínimo exigido al salir a la venta

Uno de los motivos más habituales que dan lugar a este producto es que, a la hora de pesarlo, no tiene los kg suficientes para ser catalogado como ibérico cuando se pone a la venta. Recordemos que en el caso de los jamones se requiere un peso mínimo de 5’75 kg en el caso de un 100% ibérico y 7 kg en el caso de 75% y 50% ibérico. Un jamón fuera de norma puede tener una excelente calidad pero si no alcanza dicho peso no será ibérico, aunque tenga un extraordinario sabor.

Merma mayor de la esperada en el proceso de curación

Directamente relacionado con el aspecto anterior, cuando el jamón (que hasta ese momento cumple las condiciones necesarias de ibérico) llega al necesario proceso de curación en nuestras bodegas, se produce una merma mayor de la esperada. Por tanto, aunque tenga ese sabor, el tamaño será menor, influyendo esto directamente en su peso.

Crianza diferente de los animales

Desde la entrada de los cerdos a la montanera fuera de las fechas establecidas hasta no engordar lo suficiente en la reposición mínima o diferenciar los espacios donde conviven. Pequeños detalles en cuestión de peso o fechas que finalmente no le hace entrar en esa exigente categoría pero que no disminuye un ápice su aroma y calidad final.

Ventajas del jamón fuera de norma

Sí, lo sabemos. Para un evento especial seguro que te decantas por nuestro jamón de cebo ibérico, pero quizá, para el día a día, quieras disfrutar del mejor sabor del jamón… sin necesidad de que sea tan grande o que se ajuste un poco más a tu bolsillo… y sin perder su inconfundible sabor. Pues eso es lo que te ofrece el jamón fuera de norma con estos 3 beneficios.

Garantizado todo el sabor, calidad y aroma

Como dijimos, el hecho de que no tenga la etiqueta de ibérico no implica que haya perdido calidad, sabor o aroma. 3 de las extraordinarias cualidades que valoramos en un producto tan clásico como apreciado en nuestra gastronomía española. Hay que pensar que se trata de un producto que cumplía con todas las características para catalogarse como ibérico así que, por tanto, siempre va a merecer la pena su consumo. Será indudable su inconfundible aroma, su calidad y, por supuesto, su sabor.

Más pequeño para consumir

Muchas veces nos encontramos con que a la hora de cómo elegir un jamón ibérico puede ser que sea muy grande para los que estáis en casa, pero tampoco queréis decantaros por las paletas. Con un jamón fuera de norma disfrutaréis de una pieza de un sabor extraordinario, aunque de menor peso y, por tanto, menos tamaño. Podréis comerlo entre menos personas y aprovecharlo más asiduamente aunque seáis menos comensales.

Más barato que un ibérico

Este aspecto lo marca claramente la etiqueta. Al no llevar la catalogación de ibérico su precio es sensiblemente más bajo. En ocasiones los consumidores se dejan engañar por este hecho, rechazando de pleno su compra o consumo. No obstante merece mucho la pena, ya que te permitirá disfrutar de un producto de excelente calidad a un precio menor.

Disfruta de nuestra amplia selección de jamones

Esperamos que después de esta explicación tengas un poco más claro de qué se trata el jamón fuera de norma y por qué no debes renunciar a probarlo aunque no tenga el renombre ni la máxima categoría ibérica. No obstante, ya sabes que en Eresma siempre pensamos en todos los paladares.

Por ejemplo, si lo prefieres puedes disfrutar del Mejor Jamón Blanco de Castilla y León con nuestro jamón gran reserva en una excelencia culinaria para degustar el mejor sabor del cerdo Eresma. Y si quieres producto catalogado de ibérico como tal, también tienes la opción de nuestra exquisita paleta de cebo ibérica de lonchas veteadas y aroma único, fruto de una curación óptima.

Por tanto, aunque tienes las clásicas opciones de siempre, nosotros te animamos a probar el jamón fuera de norma. Así romperás falsos mitos sobre su relación entre el precio y la calidad y además disfrutarás de un excelente producto que, aunque no tenga la etiqueta de ibérico, cuenta con toda la calidad garantizada


¿Qué te apetece probar?

Últimas entradas