X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

Cuándo dar la vuelta al jamón

Se trata, sin duda, de una de las grandes cuestiones para todos aquellos que, al comprar jamón para tenerlo en casa, quieren cortarlo por ellos mismos. Saber el momento exacto en el que se debe voltear nuestro jamón en el jamonero para extraer lonchas por otra zona es fundamental. Por eso, tan importante como degustarlo es conocer cuándo dar la vuelta al jamón.

cuándo dar la vuelta al jamón

Si eres de quien prefiere cortar y cuidar hasta el más mínimo detalle en cada bocado, puedes hacerlo tú mismo. Ahora bien, se trata de un arte que merece ser tratado con conocimiento para no desperdiciar la exquisitez que tengamos entre manos. Conoce cuándo voltearlo para aprovechar este manjar.

Qué pasos seguir antes de girar el jamón

En Eresma ya llevamos tiempo dándote una serie de consejos para que te conviertas en un auténtico experto cortador. En esta ocasión queremos profundizar sobre algo que no hemos mencionado demasiado como ese momento exacto en el que debes girarlo y obtener su carne del otro lado.

Pero repasemos algunos conceptos básicos, porque para que llegue ese momento hemos tenido que realizar bien algunas otras cosas antes. Para darte las indicaciones más precisas, lo primero es comprobar que eres todo un amante de este alimento.

¿Conoces todas las partes del jamón?

Para facilitar las explicaciones, lo primero que debemos conocer son las partes de tan exquisito producto. Las partes del jamón están bien diferenciadas, y no solamente sirve para identificar cada una de ellas.

Esto también conlleva otras importantes utilidades, como determinar cuáles son más aprovechables para según lo que vayamos a cocinar.

O también nos sirve de guía por la forma en la que se debe colocar en el jamonero y así empezarlo. Recuerda que esto varía en función de cuánto tiempo vaya a pasar hasta que lo consumamos al completo.

Por ejemplo, si nos enfocamos en partes concretas, la pezuña sirve para dar sabor a los caldos, la caña es la textura más fibrosa, la maza la más sabrosa, la contramaza está más curada y la punta tiene un alto contenido graso. Como ves de un excelente jamón de cebo ibérico Eresma se puede aprovechar absolutamente todo.

Pero también nos sirve para guiarnos adecuadamente. El codillo es la zona en donde se debe realizar la primera incisión para comenzar a abrir el jamón, y si colocamos la pezuña mirando hacia arriba es más apropiado si vamos a consumir el jamón de forma frecuente.

partes del jamón

Como puedes apreciar, no solamente se trata de poder presumir ante los amigos. También es especialmente útil cuando te pones manos a la obra en la cocina y, por supuesto, si eres el responsable de deleitar a tus comensales con cada corte.

Coloca y empieza el jamón en función del tiempo de consumo

Muy bien, ahora que conoces a fondo cada una de las partes llega la eterna pregunta: ¿sabes cómo empezar a cortar un jamón? Bueno, suponemos que si te estás haciendo esta pregunta antes has tenido que resolver otra igualmente importante: cómo colocar el jamón en el jamonero. Pues vamos a hacer un breve repaso de ambas aunque ya te lo explicamos más a fondo anteriormente.

Para colocarlo adecuadamente bastará con que tengas en cuenta su consumo: si se va a consumir en un periodo muy largo de tiempo, deberás empezar por la contramaza. Es decir, con la pezuña apuntando hacia abajo. Si por el contrario se va a consumir rápidamente porque se trata de grupos grandes o de una cata organizada, se debe empezar por la zona más jugosa de todas: la maza. O para que te guíes mejor: la pezuña mirando hacia arriba.

Ten presente que no existe una manera mejor que otra de empezarlo de forma general, ya que basta simplemente con tener en cuenta si se va a comer de forma lenta o se va a consumir muy rápido.

empezar jamon maza o contramaza

¿Y cómo empezar un jamón? Pues una vez que has valorado el paso anterior, debes abrir y limpiarlo. Retira la piel, quita solo la grasa superficial y realiza la primera incisión a la altura del codillo con un cuchillo corto. Y para empezar los cortes siempre en sentido opuesto a la pezuña: emplea un segundo cuchillo jamonero, esta vez largo y afilado

Hay que cortarlo de la forma adecuada

Siguiendo con el repaso de estas buenas prácticas a la hora de obtener las mejores lonchas, no puede faltar un aspecto fundamental: el corte. Ya te explicamos cómo cortar jamón, pero conviene hacer un breve recordatorio a lo que se considera todo un arte.

Tumba el cuchillo sobre el jamón dejándolo prácticamente plano al corte: así las lonchas saldrán más finas. Prácticamente, se trata de deslizarlo sobre la superficie. El propio corte debe ser lo más recto posible y siempre en sentido opuesto a la pezuña. Si llegas a zonas de más difícil acceso, los tacos son la mejor solución.

Cortar jamon lonchas tacos

Cuándo hay que darle la vuelta al jamón

Ahora sí. Independientemente de que hayas empezado de una o de otra manera, en algún momento deberás girarlo. ¿Cuándo es el momento adecuado para dar la vuelta al jamón? Tienes que girarlo cuando haya aparecido el hueso y ya no puedas seguir cortando más lonchas por el método que te hemos indicado.

Es decir: cuando con el cuchillo jamonero no puedas seguir obteniendo más carne, emplea una puntilla (un cuchillo pequeño y afilado) para acceder a restos del jamón cercanos al hueso que hayan quedado. De esta forma no solo lo limpiarás, sino que también conseguirás trozos de jamón pequeños útiles para otros usos en recetas para cocinar.

Una vez que has apurado toda la zona visible del hueso, ahora sí: dale la vuelta al jamón. Y comienza por la otra parte de la misma forma con la que empezaste. Lo único que va a variar en este sentido es si se trata de la maza o la contramaza.

Una vez que hayas cortado en lonchas ambas zonas, ten en cuenta que también se pueden aprovechar más partes. Por ejemplo, puedes aprovechar los huesos del jamón para deliciosos caldos, sopas, guisos…

girar el jamon en el jamonero

Tu jamón Eresma como tú quieras

Ahora que sabes cuándo dar la vuelta al jamón, seguro que ya puedes presumir delante de tus invitados como un experto cortador. Aquí te hemos dado todas las claves, desde que lo recibes cómodamente en tu casa hasta que te dispones a abrirlo y cortarlo.

Pero si no es el caso y lo que quieres es, simplemente, disfrutar sin preocuparte de cortar, tienes a tu disposición nuestra ración de jamón de cebo ibérico (100 g) Finas lonchas cortadas a mano con cuchillo y envasadas al vacío en sobre individuales, listas para consumir.


¿Qué te apetece probar?

Últimas entradas