X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

Cómo colocar jamón en el jamonero

Sabes cómo disfrutarlo, pero… ¿conoces cómo colocar jamón en el jamonero? Al comprar jamón para nuestro hogar, saber cómo disponerlo es lo primero que debemos conocer antes de hacer cualquier otra cosa.

cómo colocar jamón en el jamonero

Antes incluso de empezar con el corte, has de conocer la posición que debe mantenerse en el jamonero. ¿Crees que solo hay una forma de colocarlo? Pues presta atención, porque vas a comprobar que no es así.

Cómo colocar un jamón en función de su consumo

En primer lugar, para poder orientarte mejor en este aspecto, antes has de tener claras las partes de un jamón. Maza, babilla, jarrete… esto es importante no solo para facilitar la explicación, sino a la hora de comprender la importancia de la colocación.

¿Ya lo tienes claro? ¡Perfecto! Es el momento de explicarte cómo colocar el jamón en el jamonero. Y para ello volvemos a la idea inicial: ¿crees que solamente hay una manera?

Pues aunque hay una forma que es la ideal, depende fundamentalmente del tiempo que vaya a transcurrir para su consumo. En cualquier caso, recuerda que ya en su momento te indicamos la mejor forma de cómo empezar un jamón.

Para un consumo lento

A pesar del manjar que tenemos entre manos, puede darse el caso de que se vaya a tardar en consumir. Puede ser que se haya abierto para una ocasión especial pero que no seáis muchas personas las que lo vais a degustar.

Si se va a tardar semanas e incluso un mes en consumir, lo ideal entonces es empezar por la parte de la contramaza o babilla. ¿Por qué? Porque la carne más cercana al hueso siempre es la más curada, y la contramaza se encuentra pegada a él.

Además, si se empieza por la babilla y no se deja pasar el tiempo, se podrá apreciar mejor sus aromas y su sabor intenso. En lo que se tarda en acabar el jamón (sin ser excesivo), para cuando lleguemos a la zona de la maza estará igualmente sabrosa, al ser la más jugosa del jamón.

También piensa que, si esta zona se deja mucho tiempo sin degustar, se curará cada vez más (ya que el hueso ayuda a este proceso) y podría llegar a perder su auténtico sabor. Por ello, al ser una zona que también es sabrosa y más curada que la maza, si se va a tardar semanas lo mejor es que comiences por aquí.

Colócalo con la pezuña boca abajo, de manera que la babilla quede boca arriba lista para cortar.

Consejo Eresma

Para consumirlo en un periodo breve de tiempo

Por contra, lo habitual es que un jamón se consuma en un periodo más corto de tiempo. Puede que 2 días o incluso menos, como sucede en catas de jamón o cuando son muchas personas la que lo van a disfrutar.

Para esos casos se sigue la lógica natural de empezar un jamón por la zona más jugosa de todas: la maza. Es, por definición, la parte más sabrosa y la que todo el mundo está deseando comer antes.

Puesto que en este caso el jamón se espera que se acabe rápido, lo mejor es comenzar por la zona de la pieza donde mejor se aprecia su sabor y más se saborea por todos.

No tendrás que preocuparte por la babilla, puesto que, al ser muchos comensales, tendrás que dar la vuelta al jamón en un periodo breve de tiempo.

Además, no solo es la más fácil de cortar, sino la más grande y la que se puede repartir mejor en lonchas.

Hay que colocarlo con la pezuña boca arriba, de tal forma que la maza quede expuesta en la zona de corte

Consejo Eresma

Corte del jamón

Ahora que ya sabes cómo colocarlo, permítenos refrescarte la memoria con algo que ya te explicamos en su momento, y que también es fundamental. ¿Te acuerdas de cómo cortar jamón? Si no es así, puedes ir directamente al enlace y así poder repasarlo.

Recuerda que hay aspectos que siempre se van a mantener intactos, como por ejemplo emplear dos cuchillos (uno más grueso para la zona de la incisión en el jarrete y uno más largo y fino para conseguir mejores lonchas).

Si quieres que te vengan a la cabeza más trucos, te invitamos a que vuelvas a leerlo.

Conservación del jamón

Tan importante como colocarlo y cortarlo, es saber después conservarlo si no se ha terminado de comer. Y, como ya sabes, desde Eresma queremos que seas todo un experto en la materia.

Por eso, en su momento te dimos unas pautas sobre cómo conservar el jamón en casa. Ten en cuenta que has de pensar en varios aspectos. Por ejemplo, si va a durar más d e 48 horas, dónde guardarlo para que conserve mejor sus propiedades, etc…

Ya no tienes excusas para disfrutar del jamón Eresma

Si te quedaba alguna excusa para no adquirir tu jamón o paleta Eresma, ya no la tienes. Poco a poco te hemos indicando desde nuestro querido blog Love Porcino todo lo que necesitas conocer para disfrutar, de principio a fin, de un producto estrella en España.

La forma de empezarlo y cortarlo en función de su consumo, su colocación en el jamonero y hasta su conservación en el hogar. ¡Ahora solo te queda por decidir cuándo reúnes a tus amigos para disfrutar de nuestro jamón!

¿Qué te apetece probar?