X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

Cómo aprovechar los huesos del jamón

Sin duda, conocer cómo aprovechar los huesos del jamón, te permitirá todavía sacar más partido a tu producto estrella al comprar jamón. Y es que ya sabes que no hay que desechar absolutamente nada de este exquisito alimento de nuestra gastronomía.

cómo aprovechar los huesos del jamón

Sin duda, ésta es una de las zonas que se puede emplear para realizar recetas con las que dotarás de un sabor inconfundible a tus platos. Por ello te vamos a indicar la mejor manera de que le saques rendimiento.

Qué hacer con el hueso del jamón

Antes de darte los mejores consejos sobre cómo aprovechar los huesos del jamón, conviene que tengamos claro que deberemos proceder a un correcto uso y conservación del mismo.

Corte, preparación y manipulación

Sí, ésta es una de las partes del jamón más especiales porque requiere de una cierta preparación ya que no es tan sencillo como obtener tus propias lonchas en casa.

Dadas sus características, no es llegar y listo. El hueso es una de las zonas que requiere de una manipulación experta, como es lógico, pero que merece totalmente la pena.

En primer lugar se debe cortar por trozos, ya que es una pieza que lógicamente por sí sola es muy grande y no se podría manipular correctamente.

Lo ideal es que sea en pequeñas rodajas (cuantas más tengas, más usos las podrás dar), y que obviamente no nos quede filo para reducir el riesgo de tener un accidente fortuito o cortarnos. Por otro lado, cuando ya lo tengas listo, deberás guardarlo debidamente, pero de eso hablaremos en el siguiente punto.

Y ahora la gran pregunta: ¿Cómo cortar el hueso del jamón?. Pues en este caso necesitarás herramientas profesionales si quieres probar a cortarlo en casa (como sierras radiales o de sable). Ya que se trata de elementos que no se suelen tener en todos los hogares y no todos se atreven con ello, te recomendamos algo más sencillo.

Nuestro consejo es que no te compliques, que no queremos disgustos (y menos cuando vamos a disfrutar de un manjar así). Lo mejor es que lo lleves a tu carnicero de confianza de nuestros Espacio Eresma donde no solo encontrarás varios manjares, sino que además te lo llevarás ya perfectamente listo y troceado. Además, en nuestras tiendas repartidas por Madrid y Castilla y León podrás encontrar otros suculentos manjares para tu paladar.

Cuánto dura el hueso del jamón

Para saber cómo aprovechar los huesos del jamón también es importante conocer si el estado es el óptimo para aprovecharlo o no. La clave es que no se encuentren resecos ni rancios a la hora de su uso, y para evitarlo es actuar a tiempo.

En cuanto estés acabando el jamón, no te olvides de aprovechar la carne que siempre se queda pegada a ellos, la cual también será muy sabrosa dada su cercanía al propio hueso.

Y ahora sí, una vez tengas los huesos cortados, mételos en un papel film o bolsa al vacío al congelador y de esta forma te asegurarás de su durabilidad independientemente del tiempo que vayan a estar sin cocinar con ellos.

Propiedades del hueso del jamón

Si ya de por sí no tendríamos motivos de sobra para saber cómo aprovechar los huesos del jamón, también hay razones saludables. Algunos estudios están investigando sus posibles beneficios, como los péptidos que se encuentran en él y que favorecen la protección al corazón.

Entre otros aspectos, guardarían una estrecha relación con aliviar dolor en articulaciones o combatir la inflamación. No obstante, lo que parecería más claro es que estos estudios sugieren el impacto positivo en la salud cardiovascular gracias a la elaboración de caldos con huesos de jamón. No es de extrañar, dado los beneficios de consumir jamón.

Caldos y recetas con los huesos del jamón

Si hay un motivo por el que debes conocer cómo aprovechar los huesos del jamón es, precisamente, por su gran capacidad para enriquecer tus platos. No solamente aportan las propiedades que anteriormente hemos descrito, sino que tendrán un aroma inigualable potenciando el extraordinario sabor de tus recetas.

A saber, puedes preparar con ello cocido, sopas, guisos con verduras… mucho ojo con el punto de sal, ya que el propio hueso te aportará la cantidad idónea para que el plato tenga el salado adecuado. Pero, ante todo, te servirá hacer un caldo concentrado de jamón.

Pon los huesos remojando en agua caliente hasta su ebullición. Con 2 horas posteriores para cocerlos, colaremos el caldo para filtrar impurezas y disponer de un exquisito añadido para tus recetas.

Consigue platos únicos gracias a tu jamón Eresma

Ahora que ya sabes cómo aprovechar los huesos del jamón no tienes ninguna excusa para no incluirlo en tus recetas. Si no eres capaz de cortarlo en casa, no dudes en llevarlo a tu carnicero de confianza.

Así podrás disfrutar de sus beneficios y de un indescriptible sabor en todos tus platos con el que conseguirás auténticos manjares. ¿Crees que solamente es esto a lo que puedes sacar partido? Pues a la grasa del jamón también.


¿Qué te apetece probar?

Últimas entradas