X

10% descuento con tu primera compra | Utiliza el cupón BIENVENIDA

0

5 consejos para conservar el embutido

Qué sería de las meriendas sin chorizo, salchichón, lomo… ¡Viva el embutido! Por eso, queremos darte algunos consejos para conservar correctamente el embutido en tu casa.

como conservar embutido

Toma nota de estos cinco consejos ya sea para mantener el embutido en perfectas condiciones antes de empezar a disfrutarlo o después.

5 consejos para conservar el embutido

Toma nota de nuestros cinco consejos para que puedas disfrutar del embutido durante más tiempo y con las máximas garantías.

Guárdalo en un lugar fresco

Lo ideal para conservar el embutido en las mejores condiciones es hacerlo en un lugar fresco y seco, en el que no haya cambios bruscos de temperatura, con una buena ventilación, oscuro, colgados boca abajo y sin que se toquen unas piezas con otras… ¿Tienes un lugar así en tu casa? ¡Felicidades! Tienes la suerte de contar con tu propio secadero de embutidos en el que estarán en perfectas condiciones.

Sin embargo, esto no suele ser lo habitual en las casas. Por eso, te recomendamos guardar el embutido en el frigorífico. ¡Sí! No te extrañes. Es el lugar donde mejor va a conservar todas sus propiedades (ya sea envasado al vacío o no). Eso sí, recuerda sacarlo de la nevera – mínimo – una hora antes de empezar a consumirlo para que gane temperatura y puedas disfrutar al máximo de su sabor.

embutido frigorífico

No apiles el embutido

Lo más común es que tengas diferentes «piezas» de embutido en el frigorífico. Si están envasados al vacío no importa, pero si no, lo ideal es que tengan espacio para que puedan respirar.

Te recomendamos usar un tupper (con abertura) o un envase «tipo quesera» donde todo tu embutido se conservará en mejores condiciones.

Fuera mitos

Olvídate de envolver el chorizo en papel de periódico ¿Quieres que te contemos la tinta que puede que te estés comiendo?

Como te hemos dicho ¡Mételo en el frigorífico! Si lo tienes en un lugar muy húmedo, seguramente te salga moho. Si lo dejas en un lugar con luz natural y seco, se secará y se pondrá dura muy rápidamente. El mejor lugar para conservar el embutido que tienes en casa es el frigorífico, haznos caso.

Una vez abierto…

Ya sea envasado o no, una vez que comienzas a consumir el embutido la mecánica es la misma. Lo primero es sacarlo de la nevera con tiempo para que se oree y recupere todas sus cualidades organolépticas (En el caso del envasado al vacío, cuando lo saques de la nevera, también ábrelo para que disfrutes de su sabor real).

Si tienes la suerte de contar con una envasadora – eres todo un «masterchef» – vuelve a envasar al vacío el producto para evitar que pierda sus cualidades. Como esto no es lo normal, lo que tiene que hacer es meterlo en un tupper o «quesera» con espacio, como te comentábamos anteriormente, e introducirlo en el frigorífico.

chorizo y salchichón

Conservar la piel

¿Por qué quitar la piel del embutido? ¿Quitarías la piel de una manzana o una naranja para guardarla en el frigorífico? ¡Claro que no! La tripa en la que está embutido nuestro chorizo, salchichón o lomo lo que hace es conservar durante mayor tiempo el producto que hay en su interior. Por lo tanto, intenta quitar el mínimo de piel cuando cortes las rodajas.

Culares Ibéricos Eresma

Ya te enseñamos con elaborar una tabla de embutidos para Navidad, pero bueno, puedes aplicarlo a cualquier época del año. Uno de los ingredientes de esta tabla son nuestros culares ibéricos curados de forma lenta y prolongada en bodega.

Nuestro Chorizo Ibérico tiene un equilibrio idónea de sabor, textura y aroma. Por su lado, el Salchichón Ibérico te sorprenderá su genuino sabor, textura, color, olor y punto de fusión, que le otorgan una personalidad única. Ambos, certificados por Calicer y amparados por la marca de garantía Tierra de Sabor.

embutido ibérico

¿Qué te apetece probar?

Últimas entradas